martes



Vení y verás, nuestra quimica mortal, sin dios, sin ley y sin paz. 

Dame tu amor, y verás las estrellas 
CAER EN TU CAMA.

Dame todo tu amor, y yo te haré feliz, muy feliz.