jueves

Sabiamos no decirnos nada, 
conservando en apariencias, una amistad consolidada
Sabiamos no exigirnos mucho: Hola, Qué haces? 
Convidame un pucho, que me tenes abandonada.

No hay comentarios: