viernes


A ti te estoy hablando a ti, a ti la que no escucha. A ti que con lo que te sobra me darias la luz para encender los dias. A ti que juegas a ganarme cuando sabes bien que lo he perdido todo. A ti te estoy hablando a ti, aunque te importe poco lo que estoy diciendo. A ti te estoy hablando a ti, aunque es perder el tiempo. A ti que te paso tan lejos el rigor del llanto y la melancolia. Si nunca dije la verdad fue porque la verdad siempre fue una mentira. A ti te estoy hablando a ti aunque te valga madre lo que estoy diciendo. A ti que te falto el valor para pelear por ti, a ti que te consuelas con cubrirte de channel las huellas de mis besos, A ti ya no te queda nada, a ti ya no te queda nada. A ti que por despecho estas pensando con los pies, a ti que me dejaste sola incluso cuando estabas en mi compañia. A ti ya no te queda nada. A ti te estoy hablando a ti, tan sorda y resignada. A ti que duermes con tu orgullo y te dejas tocar por tu rencor barato. A ti que te gusta ir de mártir repartiendo culpas que son solo tuyas. A ti te estoy hablando a ti, porque no hay nadie mas que entienda lo que digo. A ti ya no te queda nada, y a mi me queda por lo menos este sindrome incurable de quererte tanto.

No hay comentarios: