martes

Me acobardo la soledad, y el miedo enorme de morir lejos de ti, que ganas tuve de llorar, sintiendo junto a mi la burla de la realidad, y el corazón me suplico que te buscara y te diera mi querer. Me lo pedía el corazón, y entonces te busque... creyéndote mi salvación! Y ahora que estoy, frente a ti parecemos ya ves... dos extraños... lección que por fin aprendí: como cambian las cosas los años. Angustia de saber, muerta ya, la ilusión y la fe, perdón si me ves lagrimear.. los recuerdos me han hecho mal. Palideció la luz del sol, al escucharte fríamente conversar, fue tan distinto nuestro amor y duele comprobar que todo, todo termino. Que gran error volverte a ver para llevarme destrozado el corazón! Son mil fantasmas al volver, burlándose de mi, las horas...de ese muerto ayer.

No hay comentarios: