martes

Revisenme el aceite, el aire y el agua, revisenme a mi, ¡el coche no tiene nada! En esta ocasión voy a pedirles perdón: Si es rápido y es gratis, entonces ¿Why not? Siempre seguí la misma dirección, la difícil la que usa el salmón.... Dame, dame, dame un poco de tu amor: ¡Yo a cambio te ofrezco una montaña de horror! Dame, dame, dame un poco de tu amor...

No hay comentarios: