martes


Cierro los ojos, no imagino algo mejor, respiro hondo y tomo el vino. Y no te asustes si me rió como una loca, es necesario que a veces sea así: será la vida que siempre nos pega un poco, nos encandila con lo que está por venir.

1 comentario:

Anónimo dijo...

felicitaciones, gran blog

Ariel levetti.