martes


Serví otra botella que me esta quemando, un fuego profundo que se consume lo que hemos vivido, llénalo hasta el borde. Brindo por tus ojos que se van yendo de mi mirada, ya no veré nada. Es por la fuerza de mi amor que siento así, me desespero, y aunque reviente de dolor, jamás viví cosa tan buena. Es este vaso que tome quizás de mas y me envenena, siento la pena de tu adiós no me hará mal, no temas nena. La noche se pasa y sigo tomando a fondo profundo hasta que no se sienta, que todo es un sueño. Bésame una hora: quisiera quedarme con tu sonrisa como recuerdo para cuando extrañe. Y no tengas miedo nada mas deja que te lleve, Y no tengas miedo nada mas brindo a nuestro nombre.....

No hay comentarios: