martes

Sin embargo te veo y me provocas ganas de escaparme ahora contigo y estar juntos una vez más: llévame esta noche como antes, olvidémonos por hoy de lo que ayer nos separó. El reloj se detiene cuando tus palabras me alcanzan, entonces mis pies se levantan: no me cuido y me ilusionaré otra vez.

No hay comentarios: